Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu

Bale, el gran señalado de la derrota en Valencia

Bale, el gran señalado de la derrota en Valencia

Gareth Bale fue el gran señalado en la derrota del Real Madrid ante el Valencia en Mestalla. El jugador galés acabó siendo sustituido por Ancelotti que dio entrada a Jesé para ocupar su sitio en la banda derecha del ataque blanco. Bale acababa así un encuentro más que discreto en el que volvió a mostrar su falta de actitud defensiva para ayudar a Isco y Carvajal, mientras que en ataque sigue mostrándose egoísta.

Gareth Bale fue el jugador al que más buscaron sus compañeros para aprovechar su velocidad por banda, pero el galés no estuvo nada acertado y cuando creaba peligro lo quería resolver él sin mirar a sus compañeros. El claro ejemplo fue la jugada a la contra en el minuto 60 cuando Bale, solo ante Diego Alves no miró a Benzema que estaba solo en el punto de penalti y sólo tenía que empujar el balón para marcar el que hubiese sido el 1-2 para el Real Madrid. Ese individualismo no es nada nuevo esta temporada para Bale. El galés lleva varios meses, desde que regresó de su lesión, más pendiente de marcar que de asistir a sus compañeros, lo que ha provocado algún que otro enfado monumental de Cristiano Ronaldo en el terreno de juego.

Defensivamente, Bale sigue sin implicarse. A pesar de que Ancelotti le ha pedido repetidamente que ayude a sus compañeros en tareas defensivas, lo cierto es que al galés le cuesta muchísimo y en Mestalla quedó comprobado. Gayá hizo lo que quiso por la banda izquierda del ataque valencianista volviendo loco a Carvajal al que Bale no ayudó ni una solo vez. 

Ancelotti acabó optando por quitar a Bale del terreno de juego, pero eso no significa que ante el Atlético de Madrid le vaya a dejar en el banquillo. El italiano no quiere líos con Florentino Pérez sentando al fichaje más caro de la historia del Real Madrid, pero está claro que con su decisión de sentarlo en Mestalla, ya le ha mandando un mensaje a Bale que o cambia o que no acabe los partidos va camino de hacerse habitual. 

volver arriba