Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu

A seis meses de gobierno. Ebrahim Asvat

 

 
Esa es la ventaja del gobierno de Juan Carlos Varela y sobre ella descansa en gran parte la falta de atención política a los temas trascendentales del país,  hoy más pendiente de los casos de corrupción y sus últimas consecuencias,  y menos  por el buen desempeño del gobierno.


Y el tipo de gobierno esperado no es más que un gobierno tradicional, ordinario, de poca monta, interesado en equilibrar a los grupos de interés a través de favores.   Sin una visión propiamente del país anhelado,  solo está para administrar el día a día y resolver los temas álgidos o los que surjan por la via de los parches.   Tendremos un gobierno de mantenimiento conformado por un equipo humano  seguro que al país le va muy bien así como va y lo que importa es establecer algunos controles perdidos en el gobierno anterior.   También incorporar a un sector económico  ignorado, alejado y atemorizado por las intempestivas acciones particulares del mandatario anterior.    Son estos los dos logros primordiales alcanzados y que se reflejarán en la visión del gobierno para los próximos cinco años.    El gobierno anterior contrató a la empresa consultora internacional de primer rango McKinsey & Co. para diseñarle su plan estratégico 2009-2014.   Este plan estratégico puso el dedo en la llaga fuera de cualquier sentido social o de equidad al señalar la zona de tránsito como el mejor lugar para la inversión pública.   El de mayor efecto multiplicador e impacto económico de la inversión.    Este gobierno no volvió a contratar a McKinsey & Co y se fue por una consultora de menor rango y con un presupuesto menos costosa dando a entender que estos planes no son importantes en la visión de país o en las decisiones políticas.     Los actos públicos se interpretan.  De las interpretaciones salen las tendencias y podemos llegar a predecir los comportamientos políticos.   No le pidamos peras al olmo.  Estos seis meses la burocracia panameña ni siquiera mueve papeles.  Esta detenida en suspenso, atemorizada de tomar decisiones mientras se habla de los grandes proyectos especiales como el plan Colon, Techo Esperanza y la Linea 2 del Metro.  Si bien el tema de la corrupción es importante más lo es tener un país en movimiento y eso depende de cuan efectiva es la nueva administración pública.  Por ahora todo está en un stop y los que apuestan por el país esperan que el gobierno arranque.

volver arriba